Nuestra forma de trabajar es la siguiente:

        Todos los artículos (muebles, lámparas, objetos decorativos, juguetes, alfombras, cuadros.) que puedes encontrar en nuestra tienda de Bilbao, son depositados por personas particulares y algún que otro profesional de las antigüedades.

Una vez vendidos los objetos aquí depositados el propietario cobra el 65% del precio de venta (el restante 35% es nuestra comisión). El propietario es libre de traer y llevar sus objetos cuando lo considere, ya que dichos artículos seguirán siendo suyos mientras no se hayan vendido.

        Es una tienda donde se da normalmente el regateo, y si existe alguna oferta por algún objeto, se consulta con el propietario para que nos dé su conformidad. Así mismo, cuando los objetos depositados no se venden con el tiempo, los mismos dueños  son los que realizan  una rebaja de precio.

        No disponemos de servicio de transporte, pero podemos ponerte en contacto con algún profesional de ello.